Criolipólisis

Es un proceso dermatológico que se define por su propio nombre. “Crío” significa frío y “Lipólisis” significa destrucción de grasas. El proceso de la criolipolisis se realiza a través de una avanzada máquina que congela la grasa para que luego sea disuelta por el organismo. Los pasos básicos son muy sencillos y vamos a intentar explicartelos de la forma más clara posible.
El paciente o la paciente debe acudir al consultorio en el que quiere realizarse el procedimiento para que el especialista puede valorar las áreas que deberían tratarse con este procedimiento, en función del peso, grasa y zonas deformadas del paciente.
Una vez se identifican y eligen las áreas a tratar, y se decide empezar el tratamiento, se instala sobre la piel del paciente una membrana anticongelante (en las zonas que se van a tratar). El propósito de esto es que las bajas temperaturas a las que se programa la máquina no dañen la piel del paciente. Así se consigue que el frío se transmita directamente a las células de grasa.
Una vez hecho esto, se programa la máquina en función de la intensidad y temperatura que se desea. Normalmente se emplean temperaturas desde 5º hasta -10º, y dependiendo del área a tratar se empleara el procedimiento de la criolipolisis durante más o menos tiempo y con mayor o menor temperatura.

criolipólisis